6/4/09

Betsy, la roja


Se llamaba Betsy Blair y el año en que nací –el mismo mes incluso- rodaba en Logroño una película que retrataba el mundo provinciano al que yo venía, un mundo de monjas, misas, miseria moral, mentalidad estrecha, muchos prejuicios y muchísimo tedio. La película era Calle Mayor, un vivo retrato de una pequeña ciudad muerta de provincias durante el franquismo, y Betsy Blair encarnaba a una solterona llamada Isabel Castro.



La dirigía Juan Antonio Bardem, comunista, un tipo que siempre me cayó antipático pero que hizo dos o tres películas perdurables. Creo que Calle Mayor es la mejor de ellas. Se estrenó en 1956 y recibió el Premio de la Crítica en el Festival de Venecia. Ese mismo año Betsy Blair sería candidata al Oscar a la mejor actriz de reparto por su papel en Marty (1955) de Delbert Mann, donde interpretaba a la profesora Clara Snyder que se enamora del carnicero protagonista que interpretaba Ernest Borgnine. Fue su último papel en el cine americano. Murió el pasado 13 de marzo a los 85 años. Por poco me olvido de traerla a esta escuela de los domingos, y hubiera sido imperdonable.


Ernest Borgnine y Betsy Blair en Marty

Betsy Blair nació en un pueblo de Nueva Jersey, trabajó como modelo infantil y a los 17 años bailaba en un club de Times Square en Nueva York. Así conoció a Gene Kelly, se casaron en 1941 y se fueron a Hollywood cuando él recibió una oferta. "Fue casi todo para mí: mi maestro como mujer y bailarina. Y me influyó en mis ideas de izquierda, aunque fui más radical que él". Betsy Blair tuvo pequeños papeles en Doble vida (1947) de Georges Cukor, Nido de viboras (1948) de Anatole Litvak o Un rayo de luz (1950) de Joseph L. Mankiewicz.


Betsy Blair en Nido de víboras

Simpatizó con el marxismo, se unió al Sindicato de Actores y colaboró con los comunistas. Y cuando llegó la caza de brujas la incluyeron en la lista negra. Como la investigaban por roja, estuvo a punto de perder el papel en Marty. Cuando terminó la película se fue de Estados Unidos. En 1957 se divorció de Gene Kelly: “¿Cómo pude dejar a Gene, ese hombre maravilloso, tras 16 años de matrimonio? Ese perfecto marido, padre, amigo, protector, proveedor, trabajador. Le amé y le admiré como el brillante actor y bailarín que era pero también por ser un buen hombre. A día de hoy, aún no puedo explicarlo. No tuvo nada que ver con el sexo, sino con la libertad.”

Bardem la conoció en Cannes y le ofreció el papel de la solterona Isabel Castro en Calle Mayor. La primera reacción de Betsy fue negarse a trabajar en la España franquista, pero el director consiguió convencerla. En octubre de 1955 empezó el rodaje en Palencia pero a los pocos días detuvieron a Bardem y la producción recibió presiones para cambiar de director. Betsy y los demás compañeros de reparto se opusieron. Cuando Bardem salió de la cárcel al cabo de quince días, la película se reanudó en Logroño.

Betsy Blair en el final de Calle mayor

Betsy Blair se casó con el director Karel Reisz y se estableció en Inglaterra. Trabajó con Antonioni en El grito y con los directores del nuevo cine británico. En 2003 publica sus memorias, The memory of all that: love and politics in New York, Hollywood and Paris (2003). Hace unos años leí unas declaraciones suyas que me parecieron especialmente significativas, porque nunca le escuché o leí comentarios parecidos a otros relevantes perseguidos durante la caza de brujas y miembros eminentes de la infame lista negra: "Los actores no fuimos quienes más pagamos en ese periodo. Muchos nos marchamos a Francia o México y reanudamos nuestra carrera. Hubo guionistas que siguieron trabajando para Hollywood con pseudónimos desde otros países. Los más castigados fueron la gente normal, que perdieron su trabajo y que no pudieron irse a ningún lado”. Betsy, la roja.




A propósito de la caza de brujas y la lista negra, en un canal de pago programan un documental sobre Dalton Trumbo, quizá el más famoso de los guionistas blacklist cuya lista es bastante larga.


Dalton Trumbo, fichado

Ring Lardner Jr., fichado

Ring Lardner Jr. (véanse sus memorias Me odiaría cada mañana), Alvah Bessie, Lester Cole, John Howard Lawson, Albert Maltz, Abraham Polonsky, Michael Wilson, Walter Bernstein, Herbert Biberman, Samuel Ornitz, Adrian Scott, Edward Dmytryk, Sydney Buchman, Hugo Butler, Carl Foreman, Dashiell Hammett, Lilliam Hellman (véase su libro Tiempo de canallas), Howard Koch, Donald O. Stewart…


Dalton Trumbo, con su mujer Cleo,
en las sesiones del Comité de Actividades Antiamericanas
en 1947


Unos pasaron por la cárcel, muchos perdieron su trabajo y escribieron con seudónimo, otros acabaron delatando a sus compañeros. El documental sobre Trumbo bucea en esos años de persecución y paranoia, de lealtad y traición, de escritura y censura en Hollywood. De la decencia y su precio.

Dalton Trumbo y John Howard Lawson
trasladados a la cárcel



No hay comentarios:

Publicar un comentario